Inicio Equipo Los 10 Mejores Monitores de Estudio del 2020 Económicos y Profesionales

Los 10 Mejores Monitores de Estudio del 2020 Económicos y Profesionales
L

Está claro que si te quieres dedicar a la producción musical te van a hacer falta 3 elementos clave; una buena interfaz de audio, un micrófono de calidad y los mejores monitores de estudio (al menos uno).

Unos altavoces de estudio mostrarán al productor el sonido real que está creando o grabando, de forma que por mucho dinero que gastemos en los otros dos componentes, necesitaremos una buena salida de audio para comprobar nuestro trabajo.

En musicmakers.pro hemos analizado y estudiado los mejores monitores para estudio del mercado para poder ofrecerte la mejor recomendación adaptada y personalizada para tus necesidades.

Para realizar el ranking, nos hemos basado en los tres factores más importantes que debes tener en cuenta antes de elegir tus monitores:

  1. Calidad – Precio: Mucha gente piensa que la mejor opción siempre es la más cara, pero en cuestión de monitores nos sorprenderíamos al saber que la mayoría de los buenos monitores están por debajo de los 200 €.
  2. Respuesta – vatios: La respuesta o rango de frecuencia, nos indica el espectro (hercios, Hz) que maneja nuestro monitor. Normalmente el rango de frecuencia normal en grabaciones comprende de 50 kHz a 20 kHz.
    Los vatios en cambio nos determina la potencia de sonido que tienen nuestros monitores.
  3. Diseño: Igual este es el factor menos importante a la hora de elegir nuestros monitores, pero hay gente que valora mucho el diseño cuando está entre dos opciones igual de válidas.

Ya conocemos las tres claves para elegir nuestros altavoces de estudio, vamos a conocer las opiniones de nuestros expertos. ¡Vamos a ello!

Los 10 Mejores Monitores de Estudio del 2020 Económicos y Profesionales

Ahora os mostraremos la lista de los mejores altavoces para estudio del mercado, ya sea para ti que estás empezando en el mundo de la producción musical, como para el nuevo estudio de Emilio Stefan. Recuerda que cada uno tiene sus cosas buenas y malas, no corras y elige el que mejor se adapte a tus necesidades. Podrás comprarlos en Thomann haciendo click en los botones.

10. Neumann KH120A

Características Principales:
100W
Monitor Activo
Respuesta de frecuencia:

43 Hz – 40kHz
Tamaño del cono: 5,25″

El monitor Neumann KH 120A es uno de los mejores monitores del mercado, ahora eso sí, tanto los materiales como el resultado de un buen trabajo se traducen en un precio elevado.

Las características más notables de estos monitores es que incluyen una dispersión de ondas modelada matemáticamente (MMD), membranas protegidas con tela de titanio y cono con diseño de sandwich.

Pero lo que más sorprende, tanto a productores como a músicos, es que suenan mucho más “gordos” que lo que realmente son. Estos pequeños monitores se comen a la competencia, salvando la evidente diferencia de potencia y extensión de graves, pero no en calidad de sonido. Son una bestia.

También cabe destacar que son de los monitores más sinceros del mercado. Cuando produces con estos monitores, tienes la certeza que sonarán igual tanto en iPod, en el coche, altavoz portátil o en una sala de conciertos. Aporta bastante confianza, que a veces en este mundo es difícil de encontrar.

El último aporte que podemos hacer al respecto es la calidad de los materiales de construcción, compacta pero robusta. Con controles de ecualización, que es un punto a favor.

Pros
  • Gran calidad de sonido
  • Construcción compacta y robusta
  • Increíble potencia de salida
Contras
  • Precio elevado

9. Yamaha HS8

Características Principales:
120W
Monitor Activo de campo cercano
Respuesta de frecuencia:

38 Hz – 30kHz
Tamaño del cono: 8″

El siguiente monitor recuerda a sus antecesores, los NS 10, con su icónico woofer en color blanco. Son uno de los más usados en producción actualmente.

Estos monitores recuerdan el sonido clásico de Yamaha, pero en esta nueva versión se han añadido mejoras que gracias a las nuevas tecnologías.

Tienen un sistema de montaje único, que proporciona un mejor rendimiento y minimiza al máximo la vibración. Además han montado unos imanes más grandes que dan una respuesta más suave y un rango de frecuencia más amplio.

Aportan un sonido plano y son ricos en nitidez. De los más utilizados para realizar mezclas gracias a su clara distinción de las diferentes capas de sonido, ruidos de fondo, medios y graves muy claros.

Su diseño es impecable, tanto en materiales de construcción como en las líneas del producto. Muy pulcro y atractivo a la vista, se nota que han cuidado todos los detalles.

Pero todo no es bueno amigos. Cuando se trata de mezclar y masterizar es conveniente tratar acústicamente la habitación para sacar el máximo partido a estos monitores. Y son bastante pesados debido a su tamaño.

Pros
  • Calidad legendaria Yamaha
  • Claridad de sonido excelente
  • Respuesta transitoria y filtros incorporados
Contras
  • Grandes dimensiones
  • Peso elevado

8. Genelec 8040 BPM

Características Principales:
90W
Monitor Activo
Respuesta de frecuencia:

48 Hz – 20kHz
Tamaño del cono: 6,5″

La marca Genelec siempre ha sido referente en los monitores de alta gama. La mayoría de los estudios legendarios siempre han usado esta marca para sus monitores por su calidad, construcción y rendimiento.

Y claro, gama alta se traduce en precios elevados. Son adecuados para estudios grandes y si nuestro bolsillo lo permite no defraudan en absoluto.

Cuentan con un puerto de graves hacia abajo que hace que suenen increíblemente bien en habitaciones tanto pequeñas como grandes, agudos limpios y medios potentes.

Cuentan con amplificadores Clase D, amigables con el consumo de energía. Apagado automático, con detección inteligente de señal que los ponen en espera cuando la señal no pasa por ellos. Han pensado en todo, de forma que nuestra factura de la luz no se parezca a la de los Estudios Capitol.

Pros
  • Sonido perfecto
  • Construcción robusta
  • Gama profesional
Contras
  • Precio elevado

7. JBL LSR305 MKII

Características Principales:
82W
Monitor Activo de campo cercano
Respuesta de frecuencia:

49 Hz – 420kHz
Tamaño del cono: 5″

En el puesto 7 tenemos a una marca archiconocida en el mundo del sonido, JBL.

Diseño cuidado, que hace que no tengamos que precisar de un amplificador adicional. Si somos de los productores que trabajan en escritorio esto es un “must”.

Construcción robusta y potencia elevada. Cuentan con un woofer de 5 pulgadas pero muy equilibrado gracias a su tweeter de cúpula de 1 pulgada ambos con la misma potencia.

Tienen la misma tecnología que aparecen en modelos superiores en calidad y precio, lo que hacen de ellos una buenísima opción a un precio reducido.

En su parte trasera tienen control de volumen, controles de bajos y agudos y conexiones XLR y TRS. Y como peculiaridad es la implementación de lo que JBL llama “image control waveguide”.

Pros
  • Gran potencia
  • Construcción robusta
  • Precio asequible
Contras
  • A cierto volumen pierden calidad de sonido

6. M-Audio AV42

Características Principales:
20W
Monitor Pasivo
Respuesta de frecuencia:

75 Hz – 20kHz
Tamaño del cono: 4″

Son los monitores de estudio más baratos de todos los que vamos a mostrar. Pero no os engañéis, si acabamos de empezar en el mundo de la producción musical puede ser una magnífica opción.

Combinando woofers recubiertos de polipropileno de 4 pulgadas con tweeters de cono de seda enfriados con ferrofluido de 1 pulgada, los altavoces de escritorio AV42 de M-Audio producen graves definidos y contundentes y agudos claros y prístinos para una experiencia de escucha inmersiva.

Sea cual sea tu configuración de sonido, estos monitores ofrecen una integración muy simple gracias a sus opciones de conectividad. Las entradas RCA del panel trasero perfectamente ubicadas se conectan a prácticamente cualquier dispositivo.

Pros
  • Mejor precio ever
  • Diseño compacto
Contras
  • Respuesta un poco cruda
  • No son tan potentes

5. Yamaha HS5

Características Principales:
70W
Monitor Activo de campo cercano
Respuesta de frecuencia:

55 Hz – 30kHz
Tamaño del cono: 5″

Es el hermanito pequeño de los HS 8 y es prácticamente el mismo, restando potencia y con un controlador más pequeño de 5 pulgadas.

Una peculiaridad con respecto con su antecesor es que viene con un tweeter de 1 pulgada con un rango de frecuencia que sube a 30 kHz.

Uno de los beneficios más destacables de este monitor es que tiene una respuesta de frecuencia plana, y esto a los productores nos ayuda bastante.

Poseen una tecnología avanzada de reducción de ruido que incorpora un análisis exhaustivo de una representación visual del sonido, que los ingenieros de Yamaha pudieron controlar y reducir el vórtice.

Pros
  • Rendimiento genial
  • Estética Yamaha
  • Construcción duradera
Contras
  • El woofer podría ser más potente

4. Monkey Banana Turbo 5

Características Principales:
80W
Monitor Activo de campo cercano
Respuesta de frecuencia:

55 Hz – 30kHz
Tamaño del cono: 5″

Quizá estos monitores sean los más desconocidos de este artículo. Monkey Banana es una pequeña empresa alemana de monitores con una gama de monitores activos visualmente distintivos y un nombre igualmente memorable.

Es un monitor equilibrado en las tres frecuencias, los medios bajos y las bajas frecuencias son completos, redondeados y muy potentes. Incluyen algunos pies acolchados adhesivos que son útiles para el uso de sobremesa.

Con música de graves pesados, como el Hip Hop pueden generar graves profundos pero sin llegar a distorsionar. Funcionan correctamente tanto en salas de grabación grandes como pequeñas.

En conclusión, Monkey Banana ha desarrollado monitores de estudio con componentes de calidad y diseño propio capaces de generar un sonido real y analítico sin igual.

Pros
  • Sonido potente
  • Diseño y materiales de calidad
  • Buena respuesta de bajos
Contras
  • La respuesta en rango medio podría ser mejor

3. Adam A7X

Características Principales:
150W
Monitor Activo
Respuesta de frecuencia:

42 Hz – 50kHz
Tamaño del cono: 7″

Adam Audio es una empresa alemana joven, pero que se ha hecho rápidamente un hueco en el mercado relacionado con el sonido.

Tienen tres líneas de productos, la serie SX de gama alta, la serie AX de gama media y la serie F l más económica. Está claro que la que más ha triunfado en el mercado es la serie de gama media AX y el modelo A7X es el más buscado por productores en todo el mundo.

Se dio a conocer por la alta tecnología que presentan sus tweeters X-ART. Un tweeter que puede reproducir frecuencias de hasta 50kHz, que sólo podrían disfrutar nuestros amigos los cánidos, ya que el oído humano no llega a tal límite.

Este gran espectro de frecuencia proporciona una respuesta extremadamente plana en todo el rango, ya que los humanos tan sólo podemos escuchar de 20 Hz a 20kHz.

Presenta un diseño robusto en general, con un impresionante poder de salida, un tweeter de cinta sensible y dos disipadores de calor en la parte delantera.

El A7X puede reproducir exactamente todos los detalles del sonido sin importar lo imperceptibles que sean, su translúcida imagen sonora, profundidad tonal y localización estéreo inspira a los productores de música y explica por qué es, con diferencia, el monitor más premiado y galardonado en los últimos años.

Eso sí, puede llegar a picar en nuestro bolsillo. Está considerado un monitor de estudio de gama alta, pero dentro de esta gama tiene un precio excelente en relación calidad precio.

Pros
  • Tweeter de cinta sensible
  • Salida transparente y brutal
  • Diseño robusto
Contras
  • Precio elevado
  • Woofer se queda pequeño en habitaciones grandes

2. Mackie CR4 X

Características Principales:
50W
Monitor Pasivo
Respuesta de frecuencia:

65 Hz – 20kHz
Tamaño del cono: 4″

Estos monitores de estudio son lo último que nos trae la marca americana de sonido Mackie. La serie CR-X, en especial el 4, se caracteriza por servir de forma igual de eficiente ante producción musical, juegos o escucha informal.

Su aspecto exterior también ha mejorado con respecto a la anterior serie CR. Ahora tienen un aire más eléctrico gracias al marco fluorescente que han incorporado.

Como detalles técnicos destacamos su diseño rubusto, woofers y tweeters de alta calidad y amplificadores de alto margen. La combinación perfecta para un sonido profesional y de calidad.

Todos los modelos de la serie se venden con conectividad bluetooth, para que en tu estudio sólo hayan los cables justos y necesarios. Y como colofón final permiten un subwoofer creado especialmente para complementarlo con 200 W y un woofer de 8 pulgadas.

Es uno de los monitores de estudio de mejor relación calidad precio del mercado. Una buenísima opción para los productores que están empezando a hacerse con el equipo de su nuevo estudio y no tienen tampoco mucha pasta para empezar.

Pros
  • Sonido realmente increíble para su precio
  • Permite un subwoofer de 200W y 8 pulgadas
  • Interruptor para colocación izquierda/derecha
Contras
  • Graves débiles

1. KRK Rokit RP5 G4

Características Principales:
55W
Monitor Activo de campo cercano
Respuesta de frecuencia:

70 Hz – 20kHz
Tamaño del cono: 4″


Si alguna vez hemos estado viendo fotos de estudios y nos hemos fijado que hay unos monitores pequeños con el woofer amarillo, seguramente sean este mismo modelo.

Son uno de los monitores en relación calidad-precio mejores del mercado. Y no lo decimos nosotros solos, es de dominio público. Son los monitores tanto para producción musical, como para uso personal más recomendados.

Como detalles técnicos cabe destacar su diseño robusto, rendimiento sólido, altavoz de agudos de cristal de aramida de 1 pulgada con rango de frecuencia de 40KHz y woofer de cristal de aramida de 5 pulgadas, puerto de disparo de graves frontal y pantalla LCD integrada.

El puerto de graves frontal rediseñado también ha ayudado a limpiar los graves. Es carnoso y limpio sin distorsiones. A menos que necesite graves fuertes, no necesitará agregar un subwoofer a su configuración.

Pros
  • Insuperable calidad-precio
  • Gran respuesta de frecuencia neutral
  • Carcasa de baja resonancia
Contras
  • Graves ligeramente exagerados

Nuestras recomendaciones finales

Estos son los mejores monitores de estudio que te recomendamos según el presupuesto del que dispongas específicamente:

El monitor de estudio más barato: M-Audio AV42

Está muy claro que no son los mejores altavoces de esta review, pero sí que son los más baratos.

No van a ser los monitores que utilizan en Abbey Road, eso está claro. Pero si estamos empezando en creación musical o produciendo en nuestra propia casa, ni lo dudes.

Son muy versátiles y podrían servir para tanto para, como hemos apuntado antes, un productor novel o también para nuestro sistema de sonido en casa.

Comparados con los KRK, se quedan un poco cortos a nivel de potencia y calidad de sonido, pero también son mucho más pequeños. Y eso se nota.

En resumen, si andas corto de presupuesto, los M-Audio AV42 te van a ir al pelo. Un precio irrisorio para estos monitores que no están nada mal.

El mejor monitor de estudio calidad-precio: KRK Rokit RP5 G4

He aquí la joya de la corona, los mejores monitores en relación calidad precio que hay en el mercado. Los KRK Rokit G4 ofrecen un valor atractivo. Hay monitores más baratos disponibles, pero ninguno de ellos ofrecerá tantas opciones de ajuste como estos.

La cantidad de mejoras con respecto a la generación anterior hace que sean una compra digna sobre los modelos anteriores. Cuando se tiene en cuenta la alta calidad de construcción, el precio es aún más atractivo.

KRK ha continuado con el linaje icónico de sus altavoces para estudio Rokit actualizando su aspecto y agregando características útiles. Los Rokits continúan alcanzando ese punto de genialidad difícil de alcanzar entre un gran sonido y un buen precio. 

Si eres un DJ o productor que busca un nuevo par o tu primer par de monitores y tienes un presupuesto ajustado, los últimos Rokits son una opción sólida. Y si encima te dedicas a producir Hip Hop, vas a flipar con sus graves.

Comparativa de los mejores MONITORES DE ESTUDIO

Esta es la comparativa completa de todos los modelos de monitores analizados, para que puedas valorar rápidamente sus características principales y precios.

Nota: si la ves en el móvil desplaza la tabla con el dedo para ver todas las columnas.

ModeloVatiosActivo/PasivoRespuesta de frecuenciaTamaño del conoPrecio
10
Neumann KH120A
100WActivo43 Hz - 40 kHz5,25" Ver Precio
9
Yamaha HS8
120WActivo de campo cercano38Hz - 30kHz8" Ver Precio
8
Genelec 8040 BPM
90WActivo48Hz - 20kHz6,5" Ver Precio
7
JBL LSR305 MKII
82WActivo de campo cercano49 Hz - 20 kHz5" Ver Precio
6
M-Audio AV42
20WPasivo75Hz - 20kHz4" Ver Precio
5
Yamaha HS5
70WActivo de campo cercano54Hz - 30kHz5" Ver Precio
4
Monkey Banana Turbo 5
80WActivo de campo cercano55Hz - 30kHz5" Ver Precio
3
Adam A7X
150WActivo42Hz - 50kHz7" Ver Precio
2
Mackie CR4
25WPasivo70Hz - 20kHz4" Ver Precio
1
KRK Rokit RP5 G4
55WActivo de campo cercano43 Hz - 40 kHz4" Ver Precio

Guía para comprar los mejores monitores

Existen miles de modelos de monitores para estudio y hemos estado viendo los mejores monitores que hay en el mercado según la recomendación de nuestros expertos.

Puedes leerte nuestras indicaciones a continuación para saber todo lo importante que debes tener en cuenta a la hora de comprar unos monitores nuevos, así sabrás que cosas mirar y que buscar cuando quieras elegir los mejores según tus necesidades.

Lo que tienes que saber antes de comprar

En este artículo hemos estado hablando mucho de altavoces para estudio: de sus distintos tipos, de su construcción, de sus varias aplicaciones, pero…

¿Qué diablos es un monitor? ¿Eso no es una pantalla? ¿Qué necesito saber para comprar unos monitores?

Los monitores, al igual que todos los altavoces, se componen de ciertas partes imprescindibles para que podamos escuchar desde la 4 sinfonía de Beethoven hasta ese tema escondido de David Bowie.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es partes-del-altavoz-1024x552.png

Pero un productor siempre va a escuchar más cosas que los humanos normales, tienen el oído entrenado para realizar sus creaciones musicales. Y los productores a veces buscan cosas muy muy específicas para su estudio.
Pero antes de eso veamos un vídeo de cómo funciona un altavoz.

Tipos de monitores de estudio

Existen dos tipos de monitores:

  • Activos
  • Pasivos

Un altavoz pasivo necesita recibir la potencia de otra fuente (es decir, un amplificador de potencia). Un altavoz activo o alimentado lleva un amplificador incorporado; por lo cual necesita un cable de señal y un cable de alimentación para funcionar. Un altavoz pasivo usa un solo amplificador para alimentar el altavoz y una red de cruce entre el amplificador y los controladores para dividir la señal en las bandas de frecuencia necesarias.

La ventaja de un altavoz activo es que el cable del altavoz es muy corto, ya que el amplificador se encuentra justo al lado de los componentes del altavoz. Los cables más largos podrían provocar pérdidas de potencia y de señal. La otra ventaja es que el fabricante puede adaptar el amplificador de forma precisa al altavoz.

Pasivos

¿Cuándo voy a necesitar unos monitores activos?

  • Si quieres poder mejorar el amplificador en un futuro.
  • Si ya te has gastado bastante pasta en el resto del equipo.
  • Si tienes un presupuesto limitado.
  • Si el peso podría llegar a suponer un problema, los modelos pasivos suelen ser más ligeros que sus equivalentes activos.

¿Pero qué son?

Es muy posible que ya tengas alguno por casa, son los típicos altavoces de Alta Fidelidad. Funcionan con cables de audio y un amplificador.

Trabajan usando una señal amplificada. Si el altavoz tiene más de un cono, la señal se divide en esas frecuencias altas y bajas en un circuito llamado crossover.

Pros y contras

La flexibilidad es su gran punto a favor. Puedes cambiar cables, amplificación y mejorarlos tanto como quieras. Generalmente son más baratos que las versiones activas equivalentes.

Sin embargo, los componentes externos que se necesitan suponen que el sistema ocupará más espacio y quedará limitado por la longitud del cable que vaya desde el mueble que lo contiene y sus altavoces.

Por otra parte, existe la posibilidad de interferencias en el trayecto de la señal. Los filtros, las largas tiradas de cable por la estancia y los trayectos de la señal en los componentes externos contribuyen a ello. El efecto puede ser mínimo, pero existe.

Activos

¿Cuándo voy a necesitar unos monitores activos?

  • Cuando deseas tener un sistema sencillo con una cantidad mínima de cables.
  • Si no te gusta trastear con amplificadores externos.
  • Si escuchas mucha música digital, especialmente en formatos en alta resolución.
  • Si tienes un espacio limitado.

¿Pero qué son?

Al contrario que los altavoces pasivos, los activos no precisan un amplificador externo, la amplificación se encuentra dentro de la misma caja. De hecho, los verdaderos altavoces activos tienen un amplificador dedicado para cada cono del altavoz.

Todo lo que necesita es una fuente, una manera de llevar la señal de salida a los altavoces (puede ser analógica, digital e incluso inalámbrica) y una toma de red a la que enchufar cada altavoz.

Pros y contras

Para empezar, el sistema es más ordenado, sobre todo si decide usar los altavoces sin cables. Lo único que necesita es dos cables de alimentación.

Lo siguiente es la cuestión de la sinergia: Puedes tirarte años corrigiendo la combinación de amplificador, fuente, DAC, cables de altavoz, de interconexión, más aún en un sistema pasivo. En el caso de los altavoces activos eso no pasa.

Sin embargo, lo que hay es lo que hay: no se puede realizar ninguna actualización o mejora cambiando la amplificación como haría con unos altavoces pasivos.

Los altavoces activos también son más pesados debido a los componentes que encontramos en su interior y, generalmente, también son más caros por la misma razón.

Vatios

No suele ser una característica decisiva en un estudio, la potencia de tus monitores, medida en vatios, es más problemática en salas o estudios grandes. Normalmente unos monitores de estudio que tengan entre 10 y 60 vatios son más que suficientes para una habitación o despacho. 

Tamaño del woofer

También nos podemos referir al diámetro del cono. El woofer o cono es el circulo más grande que ves en el monitor de estudio y es el responsable de reproducir frecuencias graves y medias. El tamaño de este es importante, ya que cuanto más grande sea el cono, mejor podrá reproducir esas frecuencias.

Los diámetros más comunes entre monitores de estudio de campo cercano son de entre 3 y 8 pulgadas. Los de campo medio o lejano suelen ser más grandes ya que cubren más distancia y tienen mejor potencia.

Si lo que quieres es unos monitores para tu estudio, lo más recomendable serían unos de al menos 5 pulgadas. Pero no siempre será posible, especialmente en habitaciones o salas más pequeñas. Por norma general, un woofer más grande llena una sala más grande y viceversa, así que ten siempre en cuenta el tamaño de tu espacio acústico.

Imagen estéreo

Otra característica importante de los monitores de estudio es un capacidad de crear una imagen estéreo, es decir, una percepción espacial del sonido en 3D. Así es más fácil situar y mezclar sonidos en estéreo cuando haces producciones musicales.

Campo de audio

Los monitores de estudio están diseñados para reproducir sonido a distintas distancias y los catalogamos en tres categorías: campo cercano, campo medio y campo lejano.

  • Campo cercano.
    • Diseñados para colocarse a un metro o menos del oyente.
    • La acústica de la sala donde los pongas importa poco.
    • La mejor opción si tienes poco presupuesto.
  • Campo medio.
    • Diseñados para colocarse a más un metro o dos del oyente.
    • La acústica ejerce un moderado impacto en el sonido.
    • Al ser más grandes reproducen más frecuencias que los de campo cercano.
  • Campo lejano.
    • Se sitúan más lejos que los de campo medio, incluso pueden ir empotrados a la pared.
    • La acústica juega un papel muy importante en el sonido del altavoz.
    • Sonido muy fiel y limpio.
    • Son tan caros que tendrás que hipotecarte las cejas.

Ubicación y posicionamiento

Donde colocas tus monitores de estudio tiene una importancia crítica. Sigue estos pasos para colocar perfectamente tus monitores de estudio de campo cercano:

  1. Debes colocar los tweeters del monitor a la altura de tus oídos.
  2. Asegúrate de que los monitores están simétricamente colocados – equidistantes uno del otro y de las paredes.
  3. Haz un triangulo equilátero entre el oyente y los dos monitores.
  4. Los monitores deben sonar en dirección a la cabeza del oyente.
  5. Utiliza Isolating Stands o espuma de polietileno para evitar contacto entre los monitores y la superficie donde los colocas.
  6. Si puedes, coloca los monitores a un metro de las paredes.
  7. Si tu sala es rectangular, coloca los monitores en la pared pequeña.

Respuesta de frecuencia

Cuando hablamos de respuesta de frecuencia nos referimos a como el monitor o altavoz reacciona al sonido de la señal de audio. Muchas herramientas de audio tienen sus propias respuestas de frecuencias, como los micrófonos o las interfaces de audio. 

Los monitores de estudio están diseñados para crear una respuesta de frecuencia “plana”. Esto quiere decir que los monitores no alterarán la señal de audio y harán que la respuesta sea más fiel y precisa.

Una tabla con la respuesta de frecuencia de un monitor de estudio nos mostrará que rendimiento hace con cada frecuencia. Por lo tanto, una respuesta plana significa que no hay ninguna alteración en el sonido. 

En realidad, por como es la física del sonido, conseguir una respuesta plana es casi imposible, pero ingenieros de monitores de estudio se aseguran de crear altavoces capaces de tener una respuesta plana.

Sin embargo, ingenieros de audio que construyen y diseñan estéreos para el televisor o monitores de hogar piensan más en la experiencia auditiva. Normalmente su respuesta de frecuencia es algo más pronunciada en los agudos y graves. Esto hace un sonido subjetivamente más “chuli piruli” y consigue más ventas por que a la gente le suele molar las cosas que suenan a tope. Debido a esa curva de respuesta de frecuencia hacen que no sean precisos ni fieles a la señal de audio que reproducen, por lo que no nos interesan como herramientas para producción musical.

Rango de frecuencia

Hemos hablado de la respuesta de frecuencia que tienen algunos monitores de estudio, pero algo que verás con mucha más frecuencia es el rango de frecuencia en hercios, Hz. Esta medida nos dice la frecuencia más alta y la más baja que puede reproducir el monitor. El rango del oído humano va de 20 a 20kHz, así que busca un monitor que pueda reproducir esas frecuencias.

Aunque hay algo más importante que el rango de frecuencia y es la variación de nivel en esa frecuencia. Seguramente verás cosas como 45Hz -23kHz +/- 3dB. Esto quiere decir que sobre ese rango, puede haber una curva de respuesta de 3dB más alto o 3dB más baja. Una respuesta de 3dB en cualquier dirección suele estar bastante bien si quieres hacer una compra.

SPL máximo

El SPL máximo mide lo fuerte que puede sonar los altavoces de tu monitor. se mide en una unidad que llama dB SPL (decibelios de nivel de presión sonora). Max SPL suele ser más relevante para monitores de campo medio y lejano ya que tienen que sonar a toda pastilla porque se colocan lejos del oyente. Así que si usas monitores de estudio de campo cercano, max SPL no es algo de lo que debas preocuparte.

Distorsión armónica total

Todas las herramientas de audio suelen tener ruido añadido provocado por su circuito eléctrico y otras limitaciones físicas. Monitores de estudio añaden ruido por sus amplificadores. THD (total harmonic distortion) es la proporción de ruido añadido no deseado y distorsión a la señal original. Lo verás mostrado como un porcentaje, por ejemplo 0.6% THD+N. Altavoces para televisores o bluetooth suelen tener un nivel más alto de THD, otro motivo por el cual no te interesaría mezclar con ellos.

Quiero unos nuevos altavoces para mi estudio ¿Que debo tener en cuenta?

El monitor de estudio ideal puede variar entre el tipo de persona y el contexto de la producción musical que se lleve a cabo. Lo que funciona para ti quizás no le va del todo bien a Jay-z, ya sabemos que el colega es muy selecto para este tipo de asuntos.

Pero ya que sabemos un par de cosas de monitores es la hora de preguntarse ¿Como elijo el mejor de los mejores?

Estás de suerte porque hemos hecho una guía de tres pasos para descubrirlo.

1. Decide el presupuesto para tus monitores

Como todo en la vida, recibes lo que siembras. Cuanto más presupuesto tengas para tus monitores de estudio mejor, mejor será la respuesta y rango de frecuencia y más precisos serán a la hora de crear imágenes estéreo.

Aunque si no tienes mucha calderilla no te rindas, al final un buen monitor es aquel que conoces. Lo que quiero decir con esto es, que si prestas atención y escuchas cantidades oceánicas de música a través de tus altavoces, acabarás sabiendo como reaccionan a cada genero y tipo de música. Intenta estar siempre familiarizado con el sonido de tus monitores de estudio.

2. Ten en cuenta como vas a utilizar tus monitores

Hemos visto que existen distintos monitores con distintos campos de difusión, lo que crean infinitas formas de organizar tus monitores. Vamos a exponer un par de ejemplos que pueden ser más o menos interesantes a la hora de crear tu espacio auiodifusorio de la muerte.

  • Cantautor: Si tus producciones son modestas, o no requieren la potencia de un carro romano, por lo general un par monitores de campo cercano son mucho más que suficientes para hacer tus producciones musicales.
  • Música electrónica: Lo tienes claro, lo que te va es la música con flow y rollo, como el dance o el hiphop. Lo más interesante en este caso sería preparar un sistema 2.1, lo que se compone de un par de monitores y un subwoofer. Esto hará que los sonidos más graves retumben con más facilidad y aportarán más creatividad. Si te fijas en esa última frase he dicho más tres veces, ese es el sonido del 2.1.
  • Banda sonora: Eres el próximo Hans Zimmer y necesitas producir con precisión y grandeza. Los sistemas de 5.1 y 7.1 son lo mejor para crear imágenes 3D ya que se componen de 4 o más monitores rodeando al oyente y un subwoofer.

3. Piensa donde vas a utilizar tus monitores

Debes recordar siempre que la acústica de la sala donde vayas a trabajar es casi como otro instrumento dentro de tus producciones musicales. Ten en cuenta el tamaño y potencia de tus monitores para sacarles el mejor rendimiento.

Hay dos conceptos fundamentales para que tus monitores trabajen de forma perfecta tal cual los han diseñado, uno es el posicionamiento que ya hemos visto un poco más arriba y la calibración:

Conclusiones

Unos monitores de estudio son una herramienta fundamental para tu estudio y para conseguir mezclas dignas de grammys, y espero que con este artículo estes un paso más cerca de conseguir los que mejor se ajustan a tus necesidades.

Hemos aprendido de que se compone un Altavoz, si reciben corriente de forma activa o pasiva y que beneficios tiene y cual es la mejor forma de colocar los monitores para escucharlos de forma óptima.

Esperamos que no haya sido una turra de artículo y que nos digas si tienes o has comprado alguno de los monitores que hemos sugerido, y si tienes alguna otra recomendación que no haya llegado a la lista. Recuerda que si te ha gustado este artículo y tienes sueños de fantasía con el, compártelo con tus seres más queridos y reparte el amor por el universo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here